8 diciembre 2022

Diez cosas que debes saber sobre la reserva ovárica

 

 

 

Diez cosas que debes saber sobre la reserva ovárica

 

Instituto Bernabeu cuenta con una unidad pionera y referente internacional con estrategias para que la mujer sea madre con sus propios óvulos

Te contamos diez cosas que debes saber sobre la reserva ovárica.

 

 1.   Las mujeres nacen con la totalidad de los óvulos de los que van a disponer a lo largo de su vida ¡y no se   pueden generar más! En Instituto Bernabeu nos explican que “en torno al nacimiento, su número ha bajado a los 2 millones y durante la infancia continúa reduciéndose, quedando entre 400.000 y 500.000 en el momento de la pubertad. Cuando van a empezar a liberarse con las ovulaciones. Agotándose completamente alrededor de los 50 años cuando llega la menopausia”.

 

2.   Con una ecografía y una analítica puedes saber la calidad y cantidad de tus óvulos. La reserva ovárica son los ovocitos que contiene el ovario de la mujer en un momento concreto. Podemos conocer la calidad y cantidad de ovocitos a través del recuento de folículos antrales que se realiza través de una ecografía, sumado al resultado de los niveles de la hormona antimülleriana que se obtienen en una sencilla analítica sanguínea.

 

3.   ¿Cuántos óvulos se considera “baja reserva ovárica”. La respuesta ovárica es el número de óvulos que obtenemos cuando se realiza la estimulación del ovario en un tratamiento FIV (fecundación in vitro). El diagnóstico de baja respuesta llega cuando se obtienen tres o menos.

 

4.   La edad: la gran enemiga de nuestro ovario. ¿Sabía qué si acaba de cumplir 40 años, en su próximo cumpleaños habrá perdido aproximadamente la mitad de la fertilidad que tiene en este momento? A partir de los 36 años, se pierde un 2% de posibilidad de embarazo ¡por mes!, lo que se traduce en un 24% menos al año. Y este descenso, se vuelve todavía más vertiginoso, cuándo se cumple más edad.

 

 5.   Congelación de óvulos para prevenir el agotamiento de la reserva ovárica. Mujeres diagnosticadas con patologías que afectan a su fertilidad, como por ejemplo, endometriosis o fallo ovárico, o aquellas que tengan pensado retrasar su maternidad más allá de los 35 años, se les aconseja la congelación de sus óvulos. De esta manera podrán contar con la capacidad fértil en edad joven, porque los ovocitos criopreservados mantienen intactas las condiciones que tenían en el momento de ser congelados. Y así tener la libertad de ser madres con sus propios óvulos en el momento que lo deseen.

6.   Farmacogenética: el tratamiento a medida para la baja reserva. La farmacogenética estudia la acción que los medicamentos tienen en las personas dependiendo de sus genes. Instituto Bernabeu ha diseñado el análisis IBgen FIV que con una simple muestra de saliva o sangre identifica por un lado la patología y por otro orienta sobre aquellos fármacos adecuados conforme al perfil genético de la paciente. Diseñando un tratamiento individualizado cuyo objetivo es el de mejorar la respuesta del ovario en el momento de su estimulación.

 

7.   Prevenir el impacto en la fertilidad de la menopausia precoz. El fallo ovárico (FOP) es una enfermedad hereditaria que va a agotar tempranamente la reserva de nuestro ovario. Para identificar las mutaciones genéticas relacionadas con este síndrome, dispone del estudio fertigenético IBgen FOP. El diagnóstico que ofrece permite ganar tiempo y da la oportunidad de planificar o diseñar el tratamiento más adecuado, “porque más vale prevenir que curar”.

 

8.   Se pueden obtener más ovocitos tras la ovulación. Instituto Bernabeu aplica la técnica de doble FIV, diseñada específicamente para pacientes con baja reserva y consiste en realizar dos estimulaciones en el mismo ciclo menstrual. Se ha demostrado que se obtiene una mejoría en los resultados globales de respuesta ovárica tras protocolos de estimulación consecutiva.

 

9.   La fragmentación y reinserción de tejido ovárico para el “rejuvenecimiento ovárico” ¿es efectivo? Por el momento este tratamiento en fase experimental para activar los denominados “folículos dormidos” que no se logran reactivar con la medicación hormonal estimulante, facilita la activación de la función ovárica.

 

10.   Plasma rico en plaquetas. Existen estrategias como el uso de plasma rico en plaquetas (PRP) obtenidas de la propia sangre de la paciente, que se administra en el ovario aumentando el número de óvulos obtenidos y reportando casos de embarazos espontáneos y tras fecundación in vitro.